Em deuria enamorar

Ella jugava amb el meu cor
i el puto joc no s’acabava mai…

Tengo una historia a medias que soy incapaz de terminar sin que me inunde un torrente de recuerdos que no puedo controlar. Después de darle muchas, muchísimas, vueltas, creo que la voy a aparcar en una esquina del cajón hasta que sea fuerte otra vez.

Tengo mil historias sin empezar, y que ahora que soy libre, voy a moldear hasta que se tornen algo que mereca la pena. Poco a poco, sin prisa. O desbordantes, varias a la vez. No lo sé, y ahí está la gracia, en no saber qué va a pasar. Sólo que algo va a suceder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s